image (18) (1)

¿Cómo funciona la calefacción solar? [Alternativa sostenible de climatización]

Índice

La calefacción solar es el uso de la energía solar, tanto térmica como fotovoltaica, para generar calor en nuestras viviendas, es una forma de autoconsumo sin tener que depender de sistemas tradicionales de climatización.

Resumen
  • La calefacción solar utiliza la energía solar como fuente primaria de calor, ya sea para generar electricidad o para calentar agua que alimenta radiadores o sistemas de suelo radiante.
  • Puede operar mediante placas solares fotovoltaicas, convirtiendo los rayos UV en electricidad, o con placas solares térmicas, transformando la radiación IR en calor para calentar agua almacenada.
  • Las placas híbridas ofrecen más versatilidad al proveer electricidad y calor, pero son más caras y requieren más espacio y mantenimiento, mientras que las térmicas tienen un uso más limitado y las fotovoltaicas son más versátiles.
  • Se recomienda una tarifa con discriminación horaria para compensar la falta de producción solar durante la noche, evaluando las opciones del mercado libre o regulado según las necesidades individuales.
calefaccion-solar

¿Qué es la calefacción solar?

La calefacción solar es un sistema de calentamiento que utiliza la energía solar como fuente de energía primaria.

En este caso, los rayos del sol sirven bien para generar la energía que surtirá a los radiadores eléctricos o bien para generar el calor de los depósitos de agua que calientan los espacios.

Al depender de la luz del sol para tener disponibilidad de calor, la calefacción solar necesita de fuentes auxiliares para compensar los momentos en los que no hay radiación o requiere de un sistema de almacenamiento que provea la energía ya producida.

Importante

En este caso, no consideramos como calefacción el calor que guarda y distribuye la arquitectura bioclimática, ya que esto es un aprovechamiento del recurso solar, sin intervención de ningún accesorio.

¿Cómo funciona la calefacción solar?

La calefacción solar puede funcionar de 2 maneras: con placas solares fotovoltaicas o con placas solares térmicas (también híbridas).

Con los paneles solares fotovoltaicos se genera electricidad, mientras que con los paneles solares térmicos e híbridos se genera calor: se calienta el agua que se almacena para emanar calor bien por medio de radiadores o del suelo radiante.

Calefacción solar con placas fotovoltaicas

En este caso, los módulos fotovoltaicos se encargan de recibir los rayos UV y convertirlos en corriente y esta electricidad se puede utilizar de 3 formas: de manera directa, almacenándola, como excedentes.

Calefacción solar con electricidad directa. Los radiadores funcionan como cualquier electrodoméstico: se enchufan y utilizan la corriente que los paneles van generando.

Calefacción solar con electricidad almacenada. Si las placas solares no están produciendo energía porque es de noche o porque hay baja radiación solar, el calor se toma de un sistema de almacenamiento (de las baterías).

Calefacción solar con excedentes de autoconsumo o batería virtual. En caso de que no quieras añadir baterías a tu instalación fotovoltaica, por las noches puedes usar los excedentes de producción. Esto es que los radiadores toman la electricidad de la red eléctrica y se te descuenta este consumo de los excedentes que le tu sistema le ha inyectado a la red.

Otra alternativa es almacenar los excedentes en una batería virtual y usarlos en la época de mayor demanda energética.

Recuerda

También es posible utilizar radiadores-acumuladores. Este tipo de aparatos son capaces de almacenar la energía producida y no consumida en el momento, y van cediendo el calor a demanda.

Calefacción solar con placas térmicas o híbridas

Los paneles solares térmicos reciben los rayos IR y los transforman en calor, mientras que los paneles solares híbridos toman y utilizan todo el espectro de la luz del sol (radiación ultravioleta y radiación infrarroja) para generar electricidad, ACS y apoyo en la climatización.

Con un sistema de paneles solares híbridos se puede obtener luz eléctrica, agua caliente sanitaria e, incluso, calefacción (exclusivo para suelo radiante).

Las posibilidades de calefacción con placas solares térmicas o híbridas son la calefacción solar con agua caliente y con aire caliente.

Calefacción solar con agua caliente. Así como los radiadores simples que funcionan con electricidad directa también hay radiadores que utilizan agua caliente para emanar calor. Si no, están los circuitos de suelo radiante.

En ambos casos el agua necesita un sistema de almacenamiento (tanques) y este, a su vez, requiere de una bomba para recalentarla y llevarla hasta las fuentes de emanación de calor.

La activación de la bomba demanda electricidad… Y así como sucede con las placas fotovoltaicas, esta necesidad puede cubrirse con una conexión a la red eléctrica, con baterías o con excedentes de producción.

Luego, aunque menos común, está la calefacción solar de aire caliente. En este caso los paneles solares térmicos convierten la radiación en calor y lo distribuyen a través de ductos de aire hacia los espacios interiores que se desean conectar.

¿Cuál es mejor: una calefacción solar con placas fotovoltaicas o con placas térmicas o híbridas?

Depende… En especial de los sistemas que ya tengas instalados en casa y de tus objetivos energéticos. Sin duda, las placas solares híbridas son las que más posibilidades ofrecen, ya que son capaces de aportar electricidad y calor.

Sin embargo, las placas solares híbridas, frente a las fotovoltaicas, son más costosas, más pesadas y requieren de más espacio para su instalación (además de las placas, los sistemas de almacenamiento de agua). Esto hace, además, que el mantenimiento sea más complejo.

Por otro lado, las placas solares térmicas tienen un uso muy limitado (las fotovoltaicas son más versátiles).

Es por eso que no hay una respuesta definitiva sobre qué tipo de placas solares es mejor, ya que depende de las circunstancias individuales.

Al final será la evaluación de las necesidades energéticas, el espacio disponible y el presupuesto lo que te ayudará a tomar la decisión que más te convenga.

¿Qué tarifa eléctrica necesito para mi calefacción solar?

Sea cual sea el tipo de placas solares que instales en tu vivienda, si la instalación no cuenta con un sistema de almacenamiento físico debes contratar una tarifa eléctrica que compense los momentos durante los que no hay producción de energía.

Por lo general, las tarifas con discriminación horaria son las más favorecedoras porque ofrecen un mejor precio por las horas nocturnas de electricidad, que es cuando harás uso de la red eléctrica convencional.

Ya queda de ti evaluar si es el mercado libre o el mercado regulado el que te ofrece las mejores prestaciones.

Preguntas frecuentes sobre la calefacción solar (FAQ)

Es el sistema de calentamiento que utiliza el diseño de la vivienda para capturar la radiación solar y aumentar la temperatura en el interior. Es pasiva porque no utiliza ningún dispositivo mecánico para generar calor.

Dependerá del tipo de placas solares y de los componentes que tenga el sistema completo. A más elementos y más prestaciones tenga la instalación, más mantenimiento requiere.

Kaouthar Ounani

Kaouthar Ounani

Kaouthar Ounani es experta en energía fotovoltaica. Apasionada de las energías renovables, posee una sólida experiencia en el campo de las placas solares. Con sus artículos y consejos, Kaouthar pretende fomentar el uso de fuentes de energía sostenibles y facilitar la transición energética.