image (18) (1)

¿Cómo funciona el mantenimiento de las placas solares?

Índice

Para que una instalación de paneles solares funcione al máximo de sus capacidades, debe pasar por un mantenimiento periódico. Esta es la única manera de proteger todo el sistema y extender la vida útil de la instalación de autoconsumo.

Resumen
  • El mantenimiento de placas solares implica la inspección de la instalación para garantizar su correcto funcionamiento. Detecta y resuelve posibles fallas a tiempo, evitando reducciones en la producción de energía y alargando la vida útil del sistema.
  • El mantenimiento va más allá de la limpieza y abarca la verificación de componentes clave como las placas solares, inversores, cableado y estructuras de soporte, realizados por técnicos especializados.
  • Las placas solares se examinan para asegurar su óptimo rendimiento, evaluando tensión, temperatura, integridad física y ausencia de obstrucciones.
  • Además, se revisa el cableado para prevenir riesgos eléctricos, se verifica la integridad de la estructura de soporte y se realiza un mantenimiento específico en caso de sistemas de almacenamiento, asegurando el correcto funcionamiento y durabilidad dentro de un intervalo de mantenimiento anual.
mantenimiento-placas-solares

¿Qué es un mantenimiento de placas solares?

El mantenimiento de placas solares es el protocolo en el que se revisan todos los componentes de la instalación para verificar que funcionan correctamente. En caso de fallas, estas se pueden detectar a tiempo y hacer las reparaciones o sustitución de elementos.

La idea de hacer mantenimientos regulares es identificar problemas antes de que se conviertan en fallas serias, como daños técnicos que reduzcan la producción de energía y reduzcan la vida útil del sistema de placas solares.

Algunas veces se confunde el mantenimiento con la limpieza de las placas, pero son dos asuntos diferentes. La limpieza es sólo remoción de sucio – como polvo, ramas, excrementos de animales – sobre los paneles solares.

Los mantenimientos de las placas solares los hacen técnicos especializados. De hecho, las empresas instaladoras muchas veces ofrecen entre sus servicios extendidos un presupuesto para el mantenimiento. En general, cubren estos aspectos:

  • Comprobación visual de los paneles solares y de su máximo valor de tensión.
  • Verificación del estado de las conexiones eléctricas.
  • Comprobación visual del inversor verificando ruidos y/o vibraciones.
  • Inspección visual de las baterías (si se disponen de ellas).
  • Verificación general de funcionamiento y del gráfico de carga/descarga de las baterías.
  • Asistencia remota para canalizar incidencias.
  • Asistencia técnica y servicio de reparación presencial en caso de avería, fallos en el funcionamiento del sistema, desconfiguración de los inversores o problemas con la conexión wifi.
  • Evaluación de la superficie donde está la instalación.
  • Garantía limitada en reparaciones.

¿A qué componentes de las placas solares se les hace mantenimiento?

Un sistema de placas solares básico está compuesto por estos elementos:

  • Paneles solares.
  • Inversores.
  • Estructura de soporte
  • Cableado fotovoltaico.

A esto se le pueden sumar baterías y reguladores.

Recuerda

Cada uno de estos componentes debe ser verificado durante el mantenimiento.

Los sistemas de monitoreo, aunque no se consideran un componente de las instalaciones fotovoltaicas, también forman parte. Estos ayudan a verificar el funcionamiento de la instalación, reportan cualquier inconveniente y solucionan problemas básicos:

Mantenimiento de los paneles solares

Los módulos voltaicos son el primer elemento a chequear en un protocolo de mantenimiento. ¿La razón? Aunque son piezas robustas, diseñadas para estar a la intemperie, pueden sufrir daños por golpes, rayaduras o tener un elemento que les haga sombra.

En una revisión se evalúa:

  • Que los paneles solares estén a su máximo valor de tensión.
  • Que la temperatura de cada módulo esté dentro de los rangos.
  • Que no haya materiales extraños sobre los módulos ni elementos que les hagan sombra.
  • Que el cristal no esté roto ni rayado.
  • Que no haya rastros de quemadura en la lámina posterior.
  • Que los marcos que encapsulan las placas no presenten signos de corrosión.
  • Ausencia de indicios de roedores o animales que puedan causar daño a la instalación.

Mantenimiento de los inversores

Si las placas solares son las que convierten la luz del sol en corriente eléctrica continua, los inversores la transforman en corriente eléctrica alterna (la que utilizan nuestros electrodomésticos y aparatos electrónicos).

De un mantenimiento de inversores se espera:

  • Una inspección visual para analizar su estado físico.
  • Que no hagan ruido ni tengan vibraciones.
  • Verificar que el inversor sea capaz de optimizar la producción de energía, independientemente del rendimiento del panel.
  • Que ante la caída de la red o cortocircuito, el inversor detenga la generación.

Mantenimiento del cableado

Los cables son los que unen las funciones de todos los elementos y, además, transportan la electricidad a cada uno de los puntos de luz a los que enchufamos los aparatos eléctricos. Durante los mantenimientos se verifica que:

  • Todas las conexiones estén bien ajustadas.
  • No hay riesgo de descarga eléctrica.
  • No hay cables mordidos por algún animal o desgaste.

Mantenimiento de la estructura de soporte

La estructura de soporte sostiene, fija y define la orientación de las placas solares. Durante el mantenimiento se evalúa que:

  • Los tornillos de fijación y los soportes de montaje están bien apretados y ajustados.
  • Se mantiene la orientación de las placas.
  • La superficie de instalación está en buen estado.

Mantenimiento de las baterías y del regulador de carga

Aquellas instalaciones fotovoltaicas que tienen sistemas de acumulación también deben hacer mantenimiento de estos componentes. De las baterías se debe chequear:

  • Que no tienen ningún daño físico.
  • Que protegen las baterías de voltajes excesivos.
  • Que los procesos de carga y descarga están dentro del rango: no hay sobrecargas cuando están recibiendo energía sobrante ni hay autodescarga cuando no están en uso.

¿Cada cuánto se debe hacer mantenimiento a las placas solares?

Lo ideal es que le hagas mantenimiento a tu sistema de placas solares una vez al año. Este servicio debe ser realizado por un técnico especializado.

Ten en cuenta que, además de prevenir y corregir fallas, durante los mantenimientos se reemplazan los componentes que ya han llegado al fin de su vida útil.

Por ejemplo, una placa solar está diseñada para durar entre 25 y 30 años, pero los inversores se deben cambiar alrededor de los 10 años. Ya ni hablar de las baterías, que según la tecnología pueden estar en servicio entre 3 y 25 años.

Preguntas frecuentes sobre el mantenimiento de las placas solares (FAQs)

Debes ver el mantenimiento de las placas solares como una inversión a largo plazo, ya que es la única manera de evitar gastos sorpresivos, daños mayores y de preservar al máximo la salud de tu instalación de placas.

Depende… De si lo haces con la compañía que te prestó el servicio de instalación, del tamaño de la instalación y de las informaciones que arroje la visita técnica. Sólo la inspección está por el orden de los 150 €/año.

Kaouthar Ounani

Kaouthar Ounani

Kaouthar Ounani es experta en energía fotovoltaica. Apasionada de las energías renovables, posee una sólida experiencia en el campo de las placas solares. Con sus artículos y consejos, Kaouthar pretende fomentar el uso de fuentes de energía sostenibles y facilitar la transición energética.