image (18) (1)

¿Cómo calentar nuestras viviendas con radiador solar?

Índice

Los radiadores solares son una alternativa de calefacción eléctrica que aprovecha la energía producida por las placas solares. Es por eso que también se le conoce como calefacción solar y es una forma de aprovechar el autoconsumo del hogar.

Resumen
  • Los radiadores solares son sistemas que se alimentan de energía solar, ya sea mediante paneles fotovoltaicos o térmicos, convirtiendo la radiación solar en calefacción eléctrica sostenible o agua caliente, respectivamente. Sin embargo, pueden requerir fuentes auxiliares de energía en momentos de baja radiación solar.
  • Los radiadores solares con paneles fotovoltaicos aprovechan la electricidad generada al momento, almacenándola en baterías o utilizando excedentes de producción. En contraste, los modelos térmicos o híbridos utilizan la energía solar para calentar agua almacenada y climatizar los espacios.
  • Los radiadores solares son una forma sostenible de climatización, reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero y facturas energéticas. Contribuyen a la independencia energética al aprovechar una fuente inagotable como el sol, aunque la inversión inicial puede ser elevada.
  • Para obtener calefacción a través de radiadores solares, se debe elegir entre instalaciones fotovoltaicas, hibridas o térmicas, luego seleccionar el modelo adecuado y proceder con la compra e instalación, a menudo sin necesidad de grandes obras. Se recomienda contratar una tarifa eléctrica adecuada para compensar la variabilidad en la producción solar.
radiador-solar

¿Qué es un radiador solar?

Un radiador solar es un sistema de calefacción que funciona con electricidad de origen solar. Estos se pueden alimentar tanto de una instalación fotovoltaica tradicional, como de paneles solares híbridos y térmicos.

Los radiadores solares que utilizan la energía producida por las placas fotovoltaicas pueden aprovechar la energía generada al momento y los excedentes, y la transforman en calefacción eléctrica sostenible.

Y aquellos que utilizan la energía térmica pueden alimentarse del circuito de agua caliente, bien con una conexión directa a la bomba de calor o de forma indirecta a través de los depósitos o termos.

En general, los radiadores solares pueden requerir fuentes auxiliares de energía para compensar los momentos de baja radiación solar.

¿Cómo funcionan los radiadores solares?

La principal diferencia entre los radiadores solares que funcionan con paneles fotovoltaicos y los que operan con placas solares térmicas o híbridas es la conversión y almacenamiento de la energía solar.

Radiadores solares con placas fotovoltaicas

En este caso, los paneles solares fotovoltaicos captan la radiación solar y la convierten en electricidad. Una vez que la electricidad está disponible se puede usar de varias formas:

  • Uso directo. Así como ocurriría con cualquier otro aparato eléctrico, la energía producida por las placas solares pueden usarla los radiadores tan pronto como es generada.
  • Por vía de almacenamiento. Cuando la electricidad no está disponible para su uso inmediato se puede tomar de un sistema de almacenadores (baterías añadidas a la instalación fotovoltaica).
  • Utilizando los excedentes. Toda la energía que utilicen los radiadores durante la noche o cuando las placas no estén generando se tomaría de la red eléctrica y se compensaría con los excedentes de producción.
  • Usando radiadores-acumuladores. En este caso, son los propios radiadores los que almacenan la energía producida y no generada en el momento, y van cediendo el calor en la medida en la que se requiere. Funcionan como un electrodoméstico más.

Radiadores solares con placas térmicas o híbridas

Del mismo modo que ocurre con las placas fotovoltaicas, los paneles térmicos o híbridos usan la luz del sol y la transforman en energía. Los radiadores solares para darle uso se valen de estas posibilidades:

  • Conversión de la energía en agua caliente. Hay radiadores que utilizan agua caliente para emanar calor. Cuando se trata de este tipo de aparatos, la energía de las placas se utiliza para calentar el agua que se almacena y que se climatiza gracias a las bombas de calor.
  • Utilizando almacenamiento térmico. Que puede ser en baterías tradicionales o en tanques de agua. Ten en cuenta que el agua almacenada en algún momento necesitará que la bomba se active para recalentarla y llevarla hasta los radiadores y en este caso se tendrá que tomar electricidad de la red o de los almacenadores.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los radiadores solares?

Así como ocurre con cualquier tecnología, los radiadores solares tienen sus pros y sus contras. Veamos cada ángulo.

Ventajas de los radiadores solares

  • Es una forma de climatización sostenible. Al utilizar la energía solar como fuente primaria, reduce la emisión de gases de efecto invernadero y la desmejora acelerada del medioambiente.
  • Ahorro de energía. Aun cuando en algún momento se requiera auxilio de otras fuentes de energía para complementar, la energía solar cubre gran parte del consumo. Además, el coste de operación y mantenimiento de estos aparatos es muy bajo.
  • Disminución de las facturas energéticas. Una vez que se ha hecho la inversión inicial, el retorno se ve en unos pocos años.
  • Contribuye con la independencia energética. El sol es una fuente inagotable de energía a escala humana. Desde el momento en el que tenemos más control sobre nuestro aprovisionamiento de energía somos menos vulnerables a la presión por combustibles.

Desventajas de los radiadores solares

  • La inversión inicial es elevada. Cualquiera que sea el tipo de instalación solar que vayas a hacer, son varios miles de dólares. Aunque también es cierto que en la actualidad hay muchas ayudas y bonificaciones para impulsar el uso de la energía solar. Eso sin contar que hay un retorno de la inversión a mediano plazo.
  • Viabilidad e integración con los sistemas existentes. Debes asegurarte de que los radiadores solares son la mejor opción para tu vivienda y que se integran bien con los sistemas de calefacción existentes.
  • Espacio adicional. No sólo necesitarás el espacio para las placas solares, sino, muy probablemente, también necesitarás espacio para los colectores solares (ya sean baterías o acumuladores de agua).

¿Cómo obtener calefacción a través de un radiador solar?

Lo primero que necesitarás es una instalación que convierta los rayos del sol en electricidad o calor. Ya queda de ti decidir si lo que mejor se ajusta a tu vivienda es una instalación fotovoltaica, híbrida o térmica.

Una vez que hayas determinado qué tipo de energía será la que alimente a tus radiadores, podrás elegir el modelo.

Luego lo que viene es comprar e instalar. Por lo general no se necesita hacer una gran obra (en especial si son radiadores solares eléctricos).

¿Necesito una tarifa eléctrica para mis radiadores solares?

Si tu instalación solar no cuenta con ningún sistema de almacenamiento, tendrás que contratar una tarifa eléctrica para compensar los momentos en los que las placas solares no estén produciendo energía.

Lo más recomendable es que contrates una tarifa con discriminación horaria y compensación por excedentes. De este modo puedes aprovechar el precio más bajo de la electricidad, que es por las noches, y utilizar los excedentes para disminuir los costes de las facturas eléctricas.

Preguntas frecuentes sobre radiador solar (FAQ)

No más que cualquier otro sistema de calefacción. Pero sí requieren verificación de sus componentes y limpieza regular.

Con un adecuado mantenimiento, el promedio de vida útil de un radiador solar puede ser de 20 años.

Kaouthar Ounani

Kaouthar Ounani

Kaouthar Ounani es experta en energía fotovoltaica. Apasionada de las energías renovables, posee una sólida experiencia en el campo de las placas solares. Con sus artículos y consejos, Kaouthar pretende fomentar el uso de fuentes de energía sostenibles y facilitar la transición energética.